¡TUPANANCHISKAMA QHAPAQ WAWQECHALLAY!


"[...] Pocas veces la poesía sencilla y pastoral de los pueblos andinos atrapa en estas palabras de James Oscco Anamaría el tiempo natural de las cosas ejemplares, sin el resquicio de ningún perjuicio, ni de ser acusado de lirismo absurdo. [...]". (Armando Arteaga)

PALABRAS SINCERAS

Nací al borde de los ríos
que cantan su libertad,
confundido con las garzas,
los zorzales y las torcazas.
Confundido con mi gente
que hace parir la tierra,
haciendo nacer una nueva vida,
desde las entrañas de las pachamamas…

Por eso quiero que mi poesía sea dulce
como el vuelo de picaflores,
ardiente como el fuego de los valles…

Quiero ser canto y danza de los humildes,
cuando vuelvan
y pretendan asaltar las estrellas del cielo…
Finalmente,
quiero joderme, para volver a nacer,
y cantar el dulce canto de los ríos
y las cascadas…

AGUACERO DE PRIMAVERA

Libélula de las cascadas
convertiré el fuego en rocío de amor
para que refresque las riberas del tiempo.

Sonrisa de la luna nueva
liberaré tu sueño y sonrisa cautivada
para que las montañas y valles resuciten.

Aguacero de primavera
liberaré la luz de las orgías nocturnas
para que los trigales sonrían a los humildes.

Mariposa de arco iris
sembraré nuestros harawis en las estrellas
para que nuestros pueblos canten en libertad.

Sirena de las leyendas
cazaré a los gavilanes y halcones pensantes
para convertirlos en calandrias y torcazas de paz.

(Inéditos)

James Oscco Anamaría (Calcauso, Antabamba, Apurímac, 1970 - Abancay, Apurímac, 2005) Profesor universitario. Dirigía e impulsaba el conglomerado JUVENTUD SOCIALISTA de Abancay, con quienes participaba activamente en distintas manifestaciones sociales cuyas demandas creyera justas. También fue un destacado promotor cultural. El 2004 impulsó junto a otros artistas abanquinos el "IV Encuentro de escritores Manuel Jesús Baquerizo". Alcanzó a publicar en verso y en prosa los siguientes libros: Wakcha gaviota (1996), Relámpagos de amor (2000) y Siempre seré águila (2004).

Su cuerpo fue hallado el 20 de octubre en un basural a 7 kilómetros de la ciudad de Abancay. Presentaba claras muestras de haber sido brutalmente torturado: le vaciaron un ojo, visos de quemaduras en una mejilla, uñas extirpadas, huesos rotos y una herida punzo cortante en la nuca. Las "investigaciones" judiciales terminaron sin sospechosos ni detenidos. En la actualidad el caso está archivado, ya que las autoridades no quieren encontrar a los responsables del crimen. Sin embargo, su vida y obra seguirán presentes como ejemplos de lucha y entrega por la verdad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

TRES POETAS APURIMEÑOS

TRES POETAS PUNEÑOS

MECÁNICA CELESTE