Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

SEÑALES DE HUMO

Imagen
"[...] Escribir poesía, es como matar algo dentro de uno mismo, donde la imagen es la única forma de salvar lo perdido. [...]". (O. B. P.)
Segunda confesión
Un día más se va y la tarde es un olor de naranjas tristes un rasguño de mar en mis labios un terrible vacío que me devora
Que si tu piel hace ronronear a mi piel es porque mi locura danza en la navaja de tu razón
(Un día más y no saber el color que te pinta la tarde)
(De: Del Amor y la Realidad)

***
                                                                              A la poesía.
AHORA TE ESCONDO en mis libros más prohibidos / más amados Ocultáandote entre las flores más delicadas
Te entierro en la luz alegre; en la sombra, donde no hay muerte
Estás en todos los ojos negros pero en ninguna mirada clara
(Todos creen que estás aquí o allá pero nadie sabe que estás en todas partes)
(De: Poemas y otras Agonías)
XVI
La gente cierra las puertas de sus ojos y nos abandona como locos sin nombre No importa si estás amando o una lágrima surca el c…

MICRORRELATOS III

Imagen
"Lo que escribo no es necesariamente lo que soy... pero cómo ayuda". (A. Z. G.)
EL PESO DE LA REALIDAD
Arrepentido, miró hacia atrás; hacia su vida y hacia aquella ventana llena de recuerdos. Le pareció que esa sola intención solucionaría todo, como si pudiera empezar otra vez. Mas cuando hizo el gesto de volver, la gravedad le recordó que estaba cayendo desde treinta metros de altura.
EL INSECTO ROJO
El insecto rojo me mira como queriendo descifrar mis pensamientos. Yo veo sus ojos múltiples que multiplican mi miedo. Sus enormes ojos a través del cristal de aumento. Mueve la cabeza como interrogando y yo sólo atino a estar pendiente de sus patas. De esas patas largas llenas de vellos con las cuales ahora parece amenazarme. Yo quisiera aplastarle, junto con esta angustia; ponerles el pie encima y acabar con ambos de una sola pisada. Pero no puedo. El insecto rojo se mueve de un lado a otro cual si conociera mis temores. O peor aún, como si los representara. Su tamaño tras el cri…