Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

SAQRA TUSUY

Imagen
"El encuentro con Arguedas es el encuentro con nosotros mismos". (H. H. T.)
CANTO DEL ZUMBAYLLU PARA JOSÉ MARÍA ARGUEDAS
El tiempo viene tras de ti
trepando la montaña de tu nombre
porque naciste
un siglo antes que el sol en el horizonte
en el mundo infinito que conociste y creaste
que recién miramos con tu mirada
Dicen los doctores "modernos" a quienes increpaste
marchar delante de ti
y tus sueños arcaicos       ya no vale soñar
porque no saben
que el futuro viene del pasado
como la flor de la raíz y la tierra que la sostiene
No quieren reconocer
las huellas de tu palabra de Salqantay
ni pueden subir a sus alturas
y ver lejos con tus ojos de Wamani
lo que está sangrando y pasará al Perú amado
como sangra tu corazón y nuestras heridas
que no podrán cerrarse
mientras sea sucia y ciega la justicia
mientras las lloqllas
sangrientas de Bagua y los andes
sigan corriendo con la rabia del Misitu
por nuestras venas
Mientras los zorros minoritarios de abajo
no quieran dialogar en horizontal
por tenern…

RASTRO DE ESPUMAS

Imagen
"En este quinto libro, Luis Ormachea acomete nuevas voces que dialogan en una cotidianidad obscura, recreando preguntas que destrozan la hipótesis de la respuesta. Un libro hermoso que nace de las entrañas de la existencia". (Grupo Editorial Dragostea)
(elegía coral)
Vía dolorosa la que te unía al mundo cual a ombligo de tus hijos Padre escultor de la necesidad
Vía dolorosa, creció en tu corazón apenas hubo llegado la noche con su enorme cabeza de caballo enloquecido por la guerra
Vía dolorosa la que ataba navajas Besó tu mejilla o vigilaba el nacimiento de tus brazos en un frasco de repentinas escapatorias
Vía dolorosa
epílogo
Ser un hombre real que ha superado ya todas las pruebas. Recostar con sabiduría de musgo la mirada, todas las miradas lejos, en la pared invadida por el sol del verano, y doblarse donde se doblan otros huesos, al filo. Ser un hombre abyecto que ha jurado no matar, liberada la prenda superior, tomar el brazo izquierdo, atándolo, Los zapatos a oscuras, el rostro habrá caído,…